Aprender, sí. Pero ¿cómo?

Portada
Octaedro, 1992 - 210 páginas
0 Opiniones
La vocación de la escuela es facilitar el aprendizaje. No hay duda, y todo el mundo lo acepta. Pero no es suficiente: el consenso es inútil sin el enunciado de los medios a utilizar. Philippe Meirieu prosigue en esta obra la reflexión iniciada en La escuela, modo de empleo (Octaedro, 1997), centrándose esta vez específicamente en el acto de aprender. Denuncia cualquier planteamiento ilusorio y aporta ideas para que el enseñante pueda elaborar, regular y evaluar su actividad. Aborda a la vez la relación pedagógica, la racionalización didáctica y las estrategias individuales de aprendizaje. Muestra cómo dirigir la atención hacia estas tres dimensiones y así permite mantener “el equilibrio ecológico del sistema de enseñanza”. Situándose más allá del enfrentamiento entre teoría y práctica, esta obra constituye una referencia para todos los profesionales de la enseñanza.

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Acerca del autor (1992)

Philippe Meirieu (1949), doctor en Letras y Ciencias humanas, ha impartido clases en la escuela, en el instituto y en la Universidad. Durante varios años ha apoyado una experiencia dedicada a la diversidad de los itinerarios de aprendizaje. Actualmente es profesor de Ciencias de la Educación en la Universidad Lumière-Lyon2. Ha fundado y apoya la asociación Apprendre dedicada a la investigación y a la formación sobre los aprendizajes. Interviene a menudo en clases e instituciones escolares, es formador de docentes, animador de equipos de investigación y colaborador de Cahiers pédagogiques: Philippe Meirieu es un hombre de acción, lo cual, sin duda alguna, contribuye a la audiencia que encuentran sus trabajos.

Información bibliográfica