Historia de los griegos, Volume 1

Front Cover
Montaner y Simon, 1890
1 Review
 

What people are saying - Write a review

We haven't found any reviews in the usual places.

Contents

I
1
II
15
III
40
IV
72
V
77
VI
95
VII
157
VIII
180
IX
193
X
252
XI
279
XII
301

Other editions - View all

Common terms and phrases

Popular passages

Page 21 - Los griegos no conocían á sus antepasados y se creían nacidos en aquel suelo, es decir, eran autóctonos. La cuestión de origen es para todos los pueblos primitivos muy difícil de resolver, porque estos pueblos existen muchos siglos antes de que tengan historia. Una sola ciencia puede arrojar alguna luz sobre esas tinieblas: la filología. El estudio comparado de las lenguas reveló que los indios, los persas, los griegos, los italianos, los celtas, los germanos y los eslavos han tenido antecesores...
Page 247 - Confieso, sin embargo, que el uso de los pueblos más libres que han existido en la tierra me induce á creer que hay casos en que es preciso correr un velo momentáneamente sobre la libertad, como se hacía para ocultar las estatuas de los dioses (2).
Page 15 - Es necesario recordar que no hay en la historia griega ni un solo dato seguro anterior al año 776, en el que comienza la era de las Olimpíadas.
Page 304 - Sud abundaban las maderas propias para la construcción de buques, y todas las aguas eran ricas en pesca. Todas las primaveras, el atún sale del Euxino para ir al Mediterráneo, y su pesca, una de las más antiguas y más grandes industrias de aquellos tiempos, constituía el principal alimento de las ciudades marítimas, y fue tal vez lo que acercó más y más, primeramente...
Page 109 - Saturno y apodérase del imperio del mundo. Para conservarlo le es preciso muy pronto luchar contra sus antiguos aliados, y entonces empéñanse espantosos combates en los cuales toda la naturaleza toma parte. La tierra oscila, el Océano muge, y el cielo retiembla convulsivamente. Los Titanes acumulan montañas sobre montañas para escalar el Olimpo, y contestan á los truenos arrojando contra el cielo enormes rocas; pero al fin caen heridos por el rayo.
Page 92 - El alimento ordinario reducíase á unas tortas de cebada, legumbres y pescado fresco ó salado; comíase poco pan de trigo, y no se hacía uso de la carne fresca sino en los días de fiesta y en los sacrificios. Los griegos sabían trasquilar las ovejas y tejer la lana; y trabajaban el (oro, la plata, el cobre, y más raramente el hierro, de difícil explotación (4). Sus armas eran de bronce, que era al oro lo que nueve es á ciento (5).
Page 143 - Cuando los ancianos de Colona han de acercarse por fuerza al recinto temible donde Edipo, impulsado por el Destino, acaba de refugiarse junto á su santuario, avanzan, dice Sófocles, sin mirar, sin hablar, murmurando una oración á las diosas que llaman Euménidas, ó Benévolas, para no pronunciar su temido nombre.
Page 323 - Se asemejan singularmente á las que sirven hoy de base á nuestras teorías físicas sobre el cambio incesante de los elementos en sus compuestos, sobre la transformación de las fuerzas, y sobre la teoría del calor.
Page 120 - Destino, han obrado como si fueran dueños de sí mismos. En el espíritu de esos grandes lógicos, que tanto han tardado en conciliar la lógica con la razón, y que amaron la libertad hasta en sus abusos, la fatalidad se mezcla en proporciones mal determinadas, y por...
Page 307 - Por una feliz coincidencia, en el mismo instante en que un rico país se entregaba por su propia voluntad a la explotación extranjera, los graves apuros en que se hallaban los eternos rivales de los griegos dejaban á éstos el campo libre.

Bibliographic information