El Animal Más Peligroso: Un Thriller Victoriano

Portada
gabriel pombo, 2016 - 314 páginas

 Novela de suspenso con marco de hechos reales ambientada en Inglaterra de fines del siglo XIX, referida a los crímenes del Asesino del Torso de Támesis y de Jack el Destripador y a su persecución a cargo de detectives contratados por el Comité de Vigilancia de Whitechapel.

 

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

Calificaciones de los usuarios

5 estrellas
30
4 estrellas
0
3 estrellas
0
2 estrellas
0
1 estrella
0

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

Es casi imposible interrumpir la lectura de esta novela cuando se ha leído la primera página. La cadencia opresiva de los párrafos iniciales seduce de inmediato: nada tiene de gratuito ni de inevitable y participa, pues, de lo trágico. Es la violencia letal que implacable se abate sobre unas indefensas mujeres. Una fuerza perversa y repugnante las atrae a un destino sórdido, en esta crónica de homicidios enmarcada en la Inglaterra de fines del siglo XIX. Se trata de una de las mejores obras sobre crímenes de la era victoriana, donde el autor, lejos de adornar personajes con largas descripciones, principalmente se remite a los propios hechos. Así, con las escenas limpias, los lectores nos convertimos en fiscales, juzgando los acontecimientos con nuestros propios valores, y generando una relación íntima y subjetiva con las circunstancias. Gabriel Antonio Pombo, abogado y estudioso del fenómeno de los asesinos seriales y del caso de Jack el Destripador, sabe de qué está hablando; y de su anterior experiencia como ensayista, sabe cómo desarrollar el tema, sirviéndose para ello de la ficción histórica.
En el distrito de Whitechapel, este de Londres, las prostitutas pululan y malviven en perpetua zozobra desde que entre el verano y otoño de 1888, un sádico viene cebándose en ellas, frente a la impotencia de la policía y del Comité de Vigilancia, fundado para colaborar en la aprehensión del psicópata. Arthur Legrand, el personaje central de “El animal más peligroso: Un thriller victoriano” (1ª edición, año 2016), es un antiguo teniente francés de la guerra franco-prusiana de 1870/71; un próspero comerciante de casi cincuenta años residente en Westminster con una segunda ocupación que le apasiona y a la cual consagra su talento: liderar un equipo de investigadores, contratados por el Comité de Vigilancia en un desesperado intento por poner fin a los asesinatos.
Este hombre no es sólo un intelectual que se vale de su mente para combatir el delito, sino que no titubea en emplear sus músculos cuando recorre los tugurios donde podría acechar el monstruo.
El otro personaje esencial es su joven pareja, Bárbara Doyle, quien trabaja encubierta para la Agencia Central de Noticias de Londres y supera en fervor a su amante. Capturar a los homicidas es su obsesión. Sin remilgos, se disfraza de meretriz y acude a las tabernas fingiendo aprestarse a ejercer ese oficio, en pos de obtener información tan vital como peligrosa. A Arthur y a Bárbara los secundan en sus afanes detectivescos Charles Legrand, hermano menor del jefe, el ex policía John Batchelor y el agente de la Policía Metropolitana Thomas Barrett. Cabe interlinear que estos tres últimos existieron y participaron en la historia de Jack el Destripador. ¿Cómo un elenco tan reducido podría triunfar donde la poderosa Scotland Yard ha fracasado? Y no solamente deberán vérselas con un único maníaco. El doctor Bond, cirujano pionero en perfiles criminales, les advierte que también campea a sus anchas otro matarife más despiadado, frío y metódico, cuyas presas humanas aparecen desmembradas y esparcidas a las orillas del Támesis. En realidad, tales atrocidades, ocultas para el gran público, databan de quince años atrás, desde septiembre de 1873 cuando emergieron los restos de una mujer en Battersea, ribera sur del río. El 16 de octubre de 1888 había llegado a George Akin Lusk, presidente del Comité de Vigilancia, una carta encabezada “Desde el infierno” atribuida al Destripador, junto a una caja con medio riñón humano. Días más tarde, un ayudante trae a su jefe otra misiva. En ella, su emisor se jactaba de que le gustaba matar personas porque, según señala, el ser humano “es el animal más peligroso de todos”..."
Fragmento de la reseña: "Asesinatos en el Londres victoriano", en el sitio web "Misterios de nuestro mundo", Juan Carlos Anselmi, 21 de febrero de 2018.
 

Crítica de los usuarios - Marcar como inadecuado

En 1888, en el denominado como "Otoño de Terror", dos asesinos en serie coinciden en un barrio del East End londinense rivalizando con sus sanguinarios actos y acaparando las portadas de los principales tabloides de la época. Los cuerpos se acumulan por las calles y a las orillas del río Támesis sin que, aparentemente, Scotland Yard sea capaz de impedirlo. La pareja compuesta por el detective Arthur Legrand y la periodista Barbara Doyle aunará sus esfuerzos para detener la macabra competición.
"El animal más peligroso" de Gabriel Antonio Pombo es un thriller de terror psicológico con extraordinario pulso narrativo y un deslumbrante elenco de personajes principales notablemente bien perfilados. Dotado de esas cualidades nos mantiene en tensión en cada de las tres partes clásicas en que se divide (inicio, desarrollo y desenlace), asentándose en una idea que al público siempre le ha interesado leer y explorar: la dualidad y la ambivalencia entre el mal y el bien, personificados aquí por los letales Jack el Destripador y el Descuartizador del Támesis, enfrentados a sus oponentes irreconciliables: los detectives Arthur Legrand y Bárbara Doyle.
Es un relato sobre individuos capaces de consumar los homicidios más pérfidos contra víctimas indefensas, pero también una honda reflexión de si el crimen es inherente al ser humano o una consecuencia experiencial o cultural. Y todo esto a través de un arquetipo: el de los asesinos seriales, omnipresente en la historia de la humanidad
 

Los 10 comentarios »

Páginas seleccionadas

Otras ediciones - Ver todas

Términos y frases comunes

Acerca del autor (2016)

 Gabriel Pombo es un escritor uruguayo especializado en asesinos seriales, y en particular en el caso criminal de Jack el Destripador y en la era victoriana.

Información bibliográfica